Crecimiento espiritual católico - 5 sencillos pasos para desarrollar una vida espiritual

Crecimiento espiritual. Desarrollar una vida espiritual es un proceso que dura toda la vida y no hay atajos. batalla espiritual. Pero desarrollar los hábitos que te preparan para una vida espiritual profunda no tiene por qué ser una empresa ardua. Si sigues estos 5 sencillos pasos, podrás ponerte en marcha.

Paso 1: ¡aprovecha la gracia! - Crecimiento espiritual 

Los siete sacramentos son la fuente de la gracia. Los dos sacramentos de los que debes participar con frecuencia son la Reconciliación y la Sagrada Eucaristía. Hablaré más sobre la reconciliación en el siguiente paso. La Santa Eucaristía es nada menos que la intimidad con Cristo. Por eso la Iglesia llama a la Eucaristía "fuente y cumbre de nuestra fe". Asegúrate de ir a misa al menos cada día del Señor y cada día de precepto, y más a menudo si puedes. No podemos tener una relación con Dios sin tener primero su vida en nosotros.

Tabla de Contenido

    Paso 2: Centrarse

    El mayor obstáculo para el crecimiento espiritual al que se enfrentan la mayoría de los católicos es la distracción. Jesús nos enseñó en las Bienaventuranzas: "Bienaventurados los puros de corazón, porque ellos verán a Dios". Ser puro de corazón a menudo se malinterpreta como ser "limpio". Lo que realmente significa es estar centrado.

    Hay dos maneras de perder la concentración. La primera es distraerse con el pecado. La segunda batalla espiritual es distraerse con las preocupaciones del mundo.

    Paso 3: Crear un hábito de oración diario - Crecimiento espiritual

    La mejor manera de recuperar la atención de las preocupaciones del mundo es comprometerse con la oración diaria. Pero la oración diaria significa crear un nuevo hábito. No siempre basta con comprometerse. Crear un hábito requiere disciplina y estrategia. Trata la oración diaria como lo harías con una tarea importante en tu jornada laboral o en la gestión de tu hogar. Acérquese con cuidado y deliberadamente.

    Crecimiento Espiritual / 7° Tema Seminario de Vida en el Espíritu - YouTube

    Paso 4. Busca el Espíritu Santo y la ayuda de la Virgen

    A medida que se desarrolla tu hábito de oración diaria, pide a Dios que te atraiga más profundamente a su vida divina. No hay mejor compañero de oración que el Espíritu Santo. Pide al Espíritu Santo que se una a ti en la oración, que te conceda una intimidad más profunda con la Santísima Trinidad y que lleve tu oración al Padre.

    La Madre de Dios es la Reina Madre. Si bien es cierto que no necesitamos un mediador entre nosotros y Jesús -al fin y al cabo, Jesús es el mediador-, también es cierto que Dios siempre ha invitado a los seres humanos a participar en su vida y actividad, aunque nunca ha necesitado ayuda. María es la participación humana para traer las gracias de Jesús al mundo. Pídele, como Madre de Dios, que conciba a Jesús en tu corazón, como ella concibió su humanidad en su seno. Pídele, como nuestra Reina, que interceda por ti, que haga peticiones a su Hijo real en tu nombre.

    Paso 5: Crecer en la intimidad con Dios

    La intimidad significa conocer profundamente a alguien. La oración es el medio que Dios nos ha dado para conocerlo más profundamente. La parte de Dios es la gracia. Nuestro papel es asistir a su gracia. Sigue aprendiendo sobre tu fe. Conviértete en un discípulo de por vida. Luego toma lo que aprendes en oración y pide al Espíritu Santo que te revele el corazón de Dios. Esta forma de oración -reflexión sobre las verdades de nuestra fe- se llama "meditación". Es una poderosa forma de oración.

    Probablemente, el más difícil de estos cinco pasos es deshacerse de las distracciones y crear el hábito de la oración. Pero no tienes que hacerlo solo. Puedes obtener la formación, el apoyo y el discipulado que necesitas. Únete a otros católicos motivados y a la Abadía para crecer juntos en nuestra fe formando nuestra "Abadía interior".

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    oracionescatolcas.me/ ©2021. Todos los derechos reservados Aviso Legal Politica de Cookies Politica de Privacidad Contacto