Oraciones a San Expedito

san expedito

Si eres una persona devota, probablemente hayas acudido a la ayuda de San Expedito en más de una ocasión.

Si no lo eres y estás leyendo esta nota por curiosidad o porque estás comenzando a practicar la fe, te contamos que a San Expedito se le conoce y reza por ser el Patrono de las causas justas y urgentes.

Es costumbre de cada año, que los creyentes se reúnan en su festividad – cuya fecha es el 19 de abril – para rezarle al Santo pidiéndole por aquellas causas que, dependiendo su situación personal, consideren o sean de suma importancia y urgencia. También, es una fecha para celebrar y agradecer las aflicciones que hayan concluido y las alegrías que hayan ingresado a nuestra vida.

Aún así, cada persona tiene la posibilidad, también, de orar por su sentimiento o situación, recurriendo a la oración en cualquier momento y espacio.

Tabla de Contenido()

    ¿Qué podemos pedirle a San Expedito?

    Son muchas las personas que, alrededor de todo el mundo, acuden a su ayuda y/o agradecimiento, ya sea para pedir por la buena salud o recuperación de un ser querido o cercano, como por un nuevo empleo, protección e incluso por la búsqueda de un milagro.

    Pero, en verdad, no existe una lista enumerada de asuntos que el Patrono atienda o no.

    Si tienes una causa muy urgente – ya sea de índole económico, personal, familiar que puede incumbirte a ti o a alguien a quien quieras y aprecies -, puedes pedirle ayuda a San Expedito mediante el rezo para que pueda concederlo. También puedes agradecerle al Santo por aquello por lo que oraste y esperaste tanto tiempo y, finalmente, se cumplió.

    Si te preguntas ¿Cómo le rezamos al Patrono de las causas urgentes? Primero, es primordial que consigas un espacio personal y tranquilo para poder concentrarte en el rezo y en tu petición. Una vez que logres tener ese lugar de paz y tranquilidad, podrás pronunciar –con la voz o la mente, o ambas- las siguientes palabras en las que deberás incluir deseo y anhelo que tienes por resolver ese asunto tan importante para ti.

     

    Soberano San Expedito,

    El socorrista por excelencia de las causas justas y urgentes,

    Intercede en mi nombre frente al Dios Padre Todopoderoso,

    para que me auxilie en estos momentos de desesperación y angustia solemne.

     

    Soberano San Expedito,

    tú que eres el guerrero Santo, el fiel servidor de Dios.

    Tú que eres el Santo de los afligidos,

    El Santo de los casos urgentes;

    dame de tu protección, auxíliame,

    dame de tus virtudes y fortaléceme con

    coraje, valentía, calma, serenidad y fuerza.

    Atiende mi suplica

    (Realiza tu petición con fe).

    Soberano San Expedito,

    ayúdame a superar estas complicadas circunstancias.

    Cuídame de toda amenaza, de todo peligro,

    de personas y espíritus que busquen dañarme,

    cuida a mi familia, amigos y hermanos.

     

    Atiende mi suplica prontamente.

    Trae a mi ser y mi hogar nuevamente la paz,

    que un día nos dio tranquilidad para vivir.

    ¡Soberano San Expedito!

    Te doy gracias eternamente, siempre te alabaré

    y esparciré tu nombre entre todos los que desean alguien como tú,

    un santo que oiga y atienda con urgencia.

     

    Amén.

     

    Como ya lo hemos mencionado anteriormente, San Expedito es un Santo al que se le pide su auxilio por esas causan que parecen imposibles y afligen directamente al corazón y alma de la persona que lo vive y padece.

    Es por esa razón, que sus seguidores y devotos realizan una oración de 3 días para velar por aquellos asuntos que resultan muy difíciles de arribar y requieren de una urgente y pronta solución, elevando sus súplicas en oración al Santo para que las escuche.

    ¿Cuál es la oración de los tres días?

    Oración de entrada:

    (La oración de entrada deberá hacerse los tres días, de manera previa a rezar la oración para cada día)

    San Expedito, tú que eres un gran intercesor,

    Tú que tienes el poder que

    recibiste de Dios para escuchar nuestros ruegos,

    te buscamos y nos abrigamos en ti,

    para solucionar nuestros problemas,

    para aminorar nuestras penurias,

    aquellas que no somos capaces de soportar,

    y necesitamos poder resolverlas de forma urgente.

    Acudo a ti pidiendo auxilio,

    ya no tengo fuerzas para seguir,

    por eso dirijo mis súplicas a ti,

    con la esperanza de que me des una

    pronta solución, ven a mí en mi auxilio.

    San Expedito, tú que logras hasta lo imposible,

    en tus manos dejo mis súplicas.

    Amén

    Oración del primer día:

    De mis ojos salen lágrimas,

    en mi rostro se ve la angustia y desilusión,

    mi alma suplica de tu ayuda,

    no tengo más fuerzas para seguir adelante.

    Acudo a ti San Expedito,

    te ruego que me quites este dolor

    lo más pronto posible,

    confío en ti plenamente,

    haz que mi corazón se llene de esperanza y fe,

    y siempre siga por el camino del bien,

    Sé que tú siempre me proteges y me guías.

    Amén.

     

    Oración del segundo día:

    Hoy es un día muy gris,

    no alcanzo a ver con claridad,

    mis enemigos me acechan,

    quieren lastimarme sin piedad.

    Por eso hoy recurro a ti San Expedito,

    ya no puedo con este peso que cargo,

    la traición, la falsedad, la falta de tolerancia,

    que hay en estos momentos en mi vida,

    no dejan que pueda avanzar,

    pero si tú, San Expedito, estás a mi lado,

    nada de esto puede lastimarme, ni frenarme.

    Cúbreme y protégeme de todos mis enemigos,

    que sólo quieren lastimarme.

    Dame tu protección de forma urgente.

    Amén.

     

    Oración del tercer día:

    Tu coraje se puede sentir, San Expedito,

    por eso Dios te eligió como su servidor,

    ningún mal puede contigo.

    Tú eres más fuerte que cualquier huracán,

    has salido victorioso de las más duras tormentas,

    y entre los más inhumanos y despiadados hombres,

    acabaste con la maldad y el odio,

    lograste hacer florecer el amor

    en las almas más despiadadas y frías,

    porque sólo tú, San Expedito, lo puedes todo.

    Y contigo a mi lado cualquier cosa es posible,

    oh Glorioso San Expedito, ruega por mí, por mi familia

    y por la paz mundial.

    Amén

    ¿Cómo completar el rezo a San Expedito para mi petición?

    Junto con esta oración, deberás orar también el Padrenuestro, el Ave María y Gloria.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios en nuestra web. Política de Cookies