Oraciones a San Juan Bautista

oraciones a san juan bautista

La imagen de San Juan Bautista es, para muchos creyentes, de las más importantes y significativas en la religión cristiana por quienes lo consideran como el precursor de Jesús y como el último de los profetas.

Y es que, como podemos ver, su nombre compuesto por Juan, cuyo significado es “El que es fiel a Dios” y Bautista que, a su vez, significa “El que bautiza” hace honor y referencia a su misión para con Dios y a su obra de vida dedicada a acercar al pueblo cada vez más a la palabra del Señor.

Se estima que el Santo nació a fines del Siglo I a.C. y que fue un predicador judío que anunció la llegada de Jesús, y que, con su llegada, traería el perdón para los pecadores y llevaría la salvación al pueblo.

Su misión fue la de hacer que los pecadores se acercaran a Dios a través del bautismo del arrepentimiento, el cual el Santo predicaba junto con los preceptos de una “buena vida”, en la que importa ser cada vez la mejor versión de uno mismo, tomando decisiones y acciones benevolentes, rechazando y negando las tentaciones del pecado.

Es por esta última razón que, en la actualidad, muchas personas que creen haber tenido o han tenido una mala acción o pensamiento y se arrepienten, además de confesarse, rezan a San Juan Bautista para pedir volver a acercarse y reencontrarse con Dios, luego de haber cometido ese acto que lo aleja de la fe y lo tienta al pecado.

Tabla de Contenido()

    ¿Cuál es la oración que se le reza a San Juan Bautista?

    Pues, hay tres oraciones que podemos rezar para hacer la petición al Santo con el objeto de alejarnos del mal y purificar nuestra alma y mente.

    La primera de las oraciones es la que mencionamos a continuación:

    ¡Gloria a ti, san Juan Bautista, mártir invencible!,

    ángel de pureza antes de tu nacimiento

    y el Profeta más grande nacido de mujer;

    amigo especial y favorito de Cristo y predicador de la Verdad

    precursor glorioso del Sol de Justicia, voz del Verbo Eterno,

    por tus virtudes y por los privilegios con que Dios te enriqueció

    danos fuerza y valor para vencer todo temor y enemigo

    y danos sabiduría para alcanzar nuestros objetivos.

    Oh, Glorioso San Juan Bautista,

    que durante toda tu vida con humildad y fidelidad

    cumpliste la voluntad del Padre Celestial,

    y como verdadero Precursor del Mesías

    poco a poco, con la sencillez del deber cumplido,

    fuiste desapareciendo para que Cristo Salvador

    inaugurara el Reino de Dios entre los hombres:

    ayúdanos a salir de problemas y adversas situaciones,

    aleja todo peligro y enemigo de nuestro lado,

    quita toda maldad, tropiezo y oscuridad en nuestra vida

    para que nuestros caminos se encuentren despejados

    y estén abiertos al amor, el trabajo y la salud

    que tanto ansiamos y necesitamos,

    haz que la suerte, la prosperidad y la fortuna nos favorezcan

    y la paz, la armonía y la felicidad

    nos acompañen en todo momento.

    Protégenos, alivia nuestras cargas

    y ayúdanos a conseguir la tranquilidad,

    la ventura y el bienestar en nuestro hogar,

    en especial alcánzanos del Señor:

    (Realiza tu petición con fe).

    Bendito san Juan el Bautista,

    purifícanos y convierte en gozo nuestras penas y desdichas,

    pide para nosotros al Señor misericordia y perdón,

    y que guie nuestros pasos por el camino de la paz,

    para que un día podamos cantar contigo

    en las Mansiones Celestiales

    las glorias y alabanzas de nuestro Creador.

    Por nuestro señor Jesucristo.

    Amén.

    Si estamos atravesando momentos de desesperanza, angustia y/o incertidumbre, podemos elevar nuestro pedido a San Juan Bautista para que esclarezca nuestra mente,  visión y poder de decisión, a través de la pronunciación de las siguientes palabras:

    Gloriosísimo San Juan Bautista,

    por el amor ardiente que tuviste al Niño Jesús

    y por la santísima dulzura

    que infundió en tu corazón con sus halagos;

    por aquellos privilegios que te concedió

    para hacer tantos milagros a favor de tus devotos,

    te suplico te dignes favorecerme en todas mis necesidades

    con tu eficaz patrocinio

    y en particular te ruego me alcances la gracia

    que te pido en este día.

    ¡Oh, glorioso San Juan Bautista,

    muévete a piedad de esta alma acongojada,

    que en ti puso sus esperanzas; líbrala, te ruego, de sus miserias.

    ¡Oh, santo de los milagros!,

    alivia la congoja de mi corazón,

    y haz que yo viva aquí

    como verdadero amante de mi Jesús

    para poder gozar de Él en el Cielo.

    Amén.

    También, si creemos que hemos cometido pecado y malas acciones, además de hacer nuestra confesión podemos pedir por el perdón y la purificación de nuestras erróneas y desacertadas decisiones, orando los próximos enunciados a  San Juan Bautista:

    Sagrado precursor de Cristo,

    que santificado en el vientre de vuestra madre,

    fuiste la admiración del mundo en el ejercicio de las virtudes

    y en los privilegios con que te enriqueció Dios.

    Ángel en la castidad, apóstol en el celo y predicación,

    y mártir en la constancia con que por reprender al incestuoso Herodes

    ofrecisteis la cabeza al cuchillo,

    y en las luces sobrenaturales de que te dotó el cielo,

    profeta del que llegó a decir el mismo Cristo:

    "Entre los nacidos de las mujeres ninguno mayor que Juan Bautista";

    suplica al Señor que:

    por tu penitencia me haga mortificado,

    por tu soledad, recogido,

    por tu silencio, callado,

    casto por tu virginidad,

    espiritual por tu contemplación,

    e invencible a mis pasiones por la victoria que tu alcanzaste de tus enemigos, para que logre verte en la patria eterna.

    Amén.

    Si quieres saber si existe un día en especial para rezarle al Santo, te contamos que todos los 24 de junio se celebra la festividad de San Juan Bautista. ¿Por qué en esta fecha? Porque se cree que es el aniversario de su natalicio.

    ¿Cómo completar el rezo a San Juan Bautista para mi petición?

    Junto con estas oraciones, se deberá orar también el Credo, Padrenuestro y Gloria.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios en nuestra web. Política de Cookies