Oraciones a la preciosa sangre de cristo

oracion sangre cristo

Las oraciones a la más preciosa Sangre de Jesús son muy poderosas contra los demonios y las fuerzas del mal.

Santa Catalina de Siena dijo: "Quien con la mano del libre albedrío toma la Sangre de Cristo y la aplica en su corazón, aunque sea dura como un diamante, la verá abierta al arrepentimiento y al amor".

Índice

    Oraciones a la Preciosa Sangre de Jesús

    Señor Jesucristo, en tu nombre y con el poder de tu Preciosísima Sangre, sellamos a toda persona, hecho o evento a través del cual el enemigo quiere hacernos daño. Con el poder de la Sangre de Jesús, sellamos nuestro hogar, todos los que lo habitan (nombre de cada uno), las personas que el Señor les enviará y todos los alimentos y bienes que generosamente nos concede para nuestro sustento. Con el poder de la Sangre de Jesús, sellamos el suelo, las puertas, las ventanas, los objetos, las paredes y los pisos, el aire que respiramos, y en la fe colocamos un círculo de su Sangre alrededor de toda nuestra familia. Con el poder de la Sangre de Jesús, sellamos los lugares a los que iremos en este día y las personas, empresas e instituciones con las que trataremos.
    Con el poder de la Sangre de Jesús, sellamos cada poder destructivo en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en el abismo del infierno y en el mundo al que nos moveremos hoy.
    Con el poder de la Sangre de Jesús rompemos toda interferencia y acción del Maligno. Te pedimos, Señor, que envíes a la Santísima Virgen María, acompañada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael y toda su corte de santos ángeles a nuestros hogares y lugares de trabajo.

    Con el poder de la Sangre de Jesús, sellamos nuestro trabajo material y espiritual, nuestros asuntos familiares, vehículos, carreteras y cualquier medio de transporte que necesitemos utilizar.
    Con tu Preciosa Sangre, sellamos las acciones, las mentes y los corazones de nuestra Patria para que tu paz y tu corazón reine allí.

    Te damos gracias, Señor, por tu Preciosa Sangre, por la cual hemos sido salvados y preservados de todo mal.

    Amén.

    El poder omnipotente de la Sangre de Cristo

    1) Alabanza y adoración de Cristo y de su preciosa Sangre.
    Gloria y alabanza a ti, Señor Jesús: Tú eres el Cordero sacrificado por nosotros, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Gloria a tu nombre, Jesús y gloria a tu más preciosa Sangre derramada por toda la humanidad. Alabado sea tu sangre, a la sangre que conquistó a Satanás, conquistó el mundo, conquistó la muerte. Gloria a ti, preciosa y gloriosa Sangre de Jesucristo.
    Señor Jesús, te alabo y te bendigo porque te ofreciste al Padre para salvar a toda la humanidad. Te pertenezco porque me redimiste de la muerte y me uniste a ti. Te alabamos por derramar tu preciosa Sangre, la Sangre del Nuevo Pacto, la Sangre que da vida.

    2) Inmersión en la Sangre de Jesús.
    Espíritu Santo, Tú que "tomas de Jesús y danos" para nuestra salvación, sumérgeme en la Sangre más preciosa de Jesucristo: sumerge todo mi espíritu, toda mi alma, todo mi cuerpo. . Alabado seas Jesús porque tu Sangre me lava, me purifica, me perdona, me libera. Alabado seas Jesús, porque Tu Sangre me sana, me bendice, me comunica la vida. Alabado seas Jesús porque tu preciosa Sangre penetra todo mi ser y trae tu paz, tu salvación, tu perdón, tu misma vida divina. Alabado seas Jesús porque con tu Sangre me redimes, me proteges y me haces ganar mi batalla contra las fuerzas del mal.
    < 3) Separación de todos los enlaces ocultos.
    En el glorioso Nombre de Jesucristo, en el poder de Su más preciosa Sangre, rompo todo vínculo oculto entre mí y cualquier persona. En el bendito Nombre de Jesucristo, en el poder de Su más preciosa Sangre, rompo todos los lazos negativos con cualquier persona. En el Santo Nombre de Jesucristo, en el poder de Su más preciosa Sangre, me aparto de todo tipo de maldad de cualquier tipo que venga contra mí.

    4) Destrucción de toda contaminación oculta.
    En el Santo y Glorioso Nombre de Jesucristo, en el poder de Su más preciosa Sangre, que toda contaminación oculta que haya penetrado en mí como resultado de cualquier rito mágico, hechizo, hechizo, hechizo, magia o algo por el estilo, sea destruida.

    5) Atadura de todos los espíritus malignos.
    En el glorioso y bendito Nombre de Jesucristo, por el poder del Espíritu Santo y en el poder de Su sangre más preciosa, que todos los espíritus malignos que me rodean sean encadenados, me asedien, me perturben, me opriman, a mí ... (nombre de la acción precisa que adviertes) y son puestos bajo los pies de Cristo para que ya no puedan volver a mí, para alabanza y gloria del Padre.

    6) Comunión con la Sangre de Cristo para sanar.
    Espíritu Santo, te ruego en el Santo Nombre de Jesús que derrames sobre mis profundas heridas, causadas por cualquier acción oculta, la Sangre todopoderosa de Jesucristo, mi Señor y Salvador, para mi completa curación. Gracias Señor Jesús porque Tu Sangre es un bálsamo precioso que me sana y me fortalece en alabanza de Tu Gloria.

    7) Protección en la Sangre de Jesús.
    Señor Jesús, que tu preciosa Sangre me envuelva y rodee como un poderoso escudo contra todos los asaltos de las fuerzas del mal para que pueda vivir plenamente en cada momento en la libertad de los Hijos de Dios y pueda sentir tu paz, permaneciendo firmemente unida a Ti, para alabanza y gloria de Tu Santo Nombre. Amén.

    por Gabriele de Andreis

    Oración de liberación de la familia Ghiaie di Bonate

    Reina de la familia, nos prometiste en Ghiaie di Bonate, a través de la pequeña Adelaide:

    "Quiero estar atento a todos en este lugar" - y luego agregar: "Todo lo que se me pida, lo intercederé ante mi Hijo", ahora escucha nuestra súplica sincera y ten, una vez más, compasión por nosotros ...

    ¡Pídele al Padre la Preciosísima Sangre de su Hijo para nosotros, que fluya sobre nosotros, dentro de nosotros, para cubrir a nuestras familias! !

    Saliendo de esas llagas brillantes, de las que ya hemos sido curados ... obtén para nosotros los frutos de esta inmensa Promesa Bíblica, con tu sublime Intercesión, que sabe mover el Corazón de Jesús y, por tanto, el Corazón mismo de la Santísima Trinidad.

    Ven, María, con nuestro Único Dios Verdadero, ven con el Poder del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, ven con San José, San Miguel Arcángel y todas las Huestes Angélicas, ven con todos los Santos para liberar a nuestras familias de todos los Ídolos del Mundo, del Espíritu Cabeza, Satanás, "el Engañador" que, con los demás Espíritus sujetos, de malicia, lujuria, depravación, infidelidad, odio y discordia, quiere destruir lo que Dios ha unido.

    Ven, María, y en el Nombre Todopoderoso de Jesús, ¡no la dejes!

    Defiende, Reina de la Familia, todas las iglesias en las casas, consagradas por Dios y que, por tanto, le pertenecen solo a él.

    Tú, que has aplastado la "Cabeza de la Serpiente", pisotea, aniquila y destruye toda maldición, maleficio, hechizo; aflojar cualquier ligamento y rito vudú; ahuyentar el espiritismo, anular toda magia, mediumnidad, adivinación, premoniciones; deshacer y vencer la infestación, el acoso y todas las maldiciones; disipa las fuerzas de la envidia, los celos, el odio, la discordia, la infidelidad y LIBÉNOS, LIBRES, LIBRES

    de cualquier tipo de Sacramento diabólico, presente en nuestras familias, de cualquier parte que llegara, directamente de los Espíritus Infernales o indirectamente, a través de hombres o mujeres maléficos, o incluso heredados de los Muertos de nuestro "Árbol Genealógico".

    Protégenos en tu Inmaculado y Doloroso Corazón, sella a nuestra familia en el Corazón de tu Amado Hijo Jesús, nuestro Salvador y Redentor y mantén a Satanás alejado de todo lo que somos y poseemos, de lo que pensamos y hacemos.

    Danos tu Purísima Luz, Virgen Reina del Cielo y de la Tierra, porque entendemos qué mantener fuera de nuestros hogares, además del pecado, es decir, todos los objetos, sustancias, sonidos, música, olores, perfumes, pseudomedicinas, espectáculos, películas, DVD, CD, imágenes, libros, revistas, meditaciones y prácticas que atraen, abren puertas y hacen posible la presencia del "Enemigo Infernal" en nuestros hogares.

    ¡Guíanos hacia la verdadera libertad de los hijos de Dios!

    Acompáñanos a todas partes, sugieres el camino, orienta nuestras voluntades hacia el Único, Verdadero, Divino Maestro de la eterna salvación para nosotros: ¡Jesús!

    Cuando hablamos de la Preciosísima Sangre de Jesús, nos referimos a la transformación del vino en la sangre de Jesús: un fenómeno que se produjo durante la celebración eucarística . La Preciosa Sangre de Jesús siempre ha sido objeto de culto por parte de la comunidad cristiana, pero la devoción a ella ha crecido desde el undécimo segundo con la difusión de la leyenda del cáliz del Santo Grial .

    ¿Qué emblema tiene la sangre ? En la religión católica, la sangre es un elemento importante de la vida que nos recuerda el episodio en el que Jesús dio su vida para redimir a toda la humanidad, mediante un importante gesto de amor. De hecho, Jesús dijo que no hay mayor amor que el de quien da la vida por sus amigos. Donar la sangre es un acto heroico porque es un elemento precioso y más importante que cualquier bien material: la sangre de Cristo derramada por nosotros es el símbolo de la misericordia de Dios y de su grandeza. Para responder a tan gran gesto de amor, la humanidad necesita penitencia, sacrificio y oración. Se pueden dirigir varias oraciones a la Preciosísima Sangre de Jesús:

    • en honor a la Preciosa Sangre , que se describe como la bebida del alma y el rescate del universo, así como un objeto de adoración. Ore para que todas las personas puedan apreciar el valor de la Preciosa Sangre a través de alabanzas, bendiciones y gracias ahora y por siempre.
    • en consagración a la sangre de Jesucristo , a través de la cual se expresan las adoraciones y bendiciones de Jesús, requiere la purificación de los pecados y el apoyo para llegar a ser hombres justos y santos y poder vivir una vida nueva. También nos comprometemos a manifestar nuestra fidelidad a la voluntad de Dios y a estar disponibles para ser utilizados como instrumentos de comunión entre las personas, del amor, de la salvación del prójimo, de la difusión del conocimiento y del amor a Dios,
    • Coronilla de unión y reparación al corazón de Jesús , que prevé la Gloria al Padre, las invocaciones a Dios y al corazón de Jesús, la oración del Ángel dictada a los Pastorcitos de Fátima,
    • Corona a las Santas Llagas de Jesús , que implica la recitación de varias oraciones e invocaciones repetidas varias veces,
    • Letanía de la Preciosísima Sangre , a través de la cual se pide la salvación y el perdón,
    • Oración a la Preciosa Sangre , que se describe como el emblema de la salvación del hombre. Por ello, se agradece a Jesús por su sacrificio, realizado con el objetivo de purificar a la humanidad del pecado. La sangre puede representar un instrumento de unión con Dios y entre los hombres en el amor y la paz,
    • Ofrenda diaria de la Preciosísima Sangre , con la que se ofrecen las oraciones, las acciones y los sufrimientos del día como forma de sacrificio para absolver los pecados y favorecer la conversión de los pecadores.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios en nuestra web. ¿Que son?